Logo de Neurofisiologia Granada

NEUROFISIOLOGÍA GRANADA

Potencial Evocado Auditivo de Latencia Corta

Potencial Evocado Auditivo de LATENCIA CORTA


Se obtiene en los primeros 10 milisegundos tras la estimulación auditiva.

En los Potenciales Evocados Auditivos la terminología que se utiliza para definir una respuesta está formada por números romanos, de I a V.

PEATC Normal y Patológico.

Imagen descriptiva de una señal de respuesta normal de PEATC de latencia corta y otra patologica

 

La latencia indica el tiempo en el que que comienza la respuesta tras el estímulo auditivo. Se utilizan las latencias de las ondas I, III y V.

Ejemplo de latencias normales y patológicas (por encima de la línea límite de color verde) -hipoacusia de conducción -

Imagen descriptiva de unas Curvas de Latencias Normal y Patologica

 

Los intervalos que se valoran en la exploración neurofisiológica son el I-III (tiempo de conducción entre el nervio auditivo y los núcleos protuberanciales) y el III-V (conexiones troncoencefálicas entre núcleos de la protuberancia y del mesencéfalo).

El intervalo de conducción central global es el I-V. Por ejemplo , ante la sospecha de neuroma del acústico el intervalo I-III del oído afectado estará aumentado, encontrándose a la derecha de la línea verde en el gráfico. Debe interpretarse con cautela, ya que el valor límite es mayor en niños hasta el primer año y disminuye progresivamente con la edad, e influyen otros factores, especialmente diferentes artefactos técnicos durante la exploración.

Ejemplo de intervalos de conducción central normales y patológicos (a la derecha de la línea de color verde) –neurinoma del acústico izquierdo -

Imagen descriptiva de unas Curvas de Intervalos de conduccion Normal y Patologica

 

La amplitud es el tamaño de la respuesta, y se mide en microvoltios (µV).

Se tiene en cuenta las ondas I y V. Habitualmente no se utilizan los valores absolutos para el diagnóstico, ya que pueden variar ostensiblemente sin tratarse de situaciones patológicas –p.e. el tamaño o consistencia de la calota craneal, o la técnica utilizada, tanto de registro como de estimulación-. De todas formas es útil el cociente entre las amplitudes de las ondas I y V, y valorar las amplitudes en ambos oídos, relacionándolas con el umbral auditivo, así como compararlas con la amplitud media normal del rango de edad correspondiente.

Ejemplo de amplitudes normal y patológica.

Imagen descriptiva de unas amplitudes Normal y Patologica

 

Logo de Neurofisiologia Granada Aviso Legal | Neurofisiología Granada | Mapa del Sitio | Política de Privacidad | Contacto | ©2005 Neur ofisiologiaGranada | Logo de Clinica Fray Leopoldo